Wednesday, 1 September 2010

Si no sabes qué dibujar, dibuja lo que tienes delante.

Cuando no sepas qué dibujar y estés desocupado, dibuja lo que tienes delante. Cualquier objeto puede ser un motivo para dibujar. Sólo se trata de dibujar. Sin valorar si lo has dibujado bien o mal. Tu aprendizaje llegará sólo si dibujas.
Quería dibujar únicamente la nintendo, pero al final he continuado con toda la mesa y claro ya no cabía. He disfrutado.
El segundo dibujo lo he realizado mientras cocinaba, tenía que cortar un tomate para la ensalada y ¿por qué no lo dibujo?. Cualquier momento puede ser para dibujar. Dibujo tomate: tres minutos.





3 comments:

Carolina said...

Hola Lapicero 67,
Estos dibujos me han dado una ganas de ponerme a dibujar otra vez!!!!
Sigue adelante, eres una inspiración para muchos!
Un gran abrazo,
Carolina

Anonymous said...

Ya se te extrañaba.

Me sorprende tu dibujo del tomate en los cinco minutos, debo decirlo.

Una duda. Estoy acabando (al fin) con el libro de Betty Edwards.

Ese libro me fue de mucha ayuda, aunque aun no estoy de todo seguro de que eso del lado derecho funcione, aunque todo apunta a que si.

Mi duda es: ¿Qué libro me sugieres para continuar?

lapicero 67 said...

Gracias carolina, tú también eres una inspiración para mi.
Anónimo te recomiendo el libro de Nick Meglin, El placer de dibujar. Es muy estimulante.Con respecto a lo del lado dereccho, simplemente es que para dibujar no hay que dejarse llevar por el camino que habitualmente nos lleva la mente. Se trata de mirar desde una nueva perspectiva. Un saludo, espero que te sirva y ánimo a dibujar sólo se aprende dibujando.