Sunday, 22 February 2009

Manchando

He realizado este dibujo simplemente tratando de manchar la hoja. Sin ningún tipo de método. La imagen me la he encontrado en blanco y negro. En sentido contrario al "artificio de da Vinci".

Leonardo se detiene sobre aquello que se puede observar mirando las manchas en los muros, las cenizas del fuego (...). El mismo Leonardo aconseja a los jóvenes pintores a observar las composiciones que se pueden percibir en ellas, para encontrar "invenciones maravillosas", que se pueden insertar en sus obras.

La boca más grande de lo que es en realidad y su ojo izquierdo debía estar más en diagonal para mostrar realmente su gesto. Rompe la dirección de la nariz.

Armonia de las formas.

Comenzando a conocer el esqueleto

Este verano me compré el libro de John Raynes, Curso completo para dibujar la figura humana, y dibujé la cadera y alguna calavera; sin embargo, lo dejé y hasta hoy no he vuelto a tocarlo. He llegado a él de nuevo porque como he realizado varios rostros y algunas manos, he pensado que debo seguir con otras partes del cuerpo.¿ Por qué no empezar por dentro?



Imagen esqueleto.

Wednesday, 18 February 2009

Echémosle una mano al artista.

Ese es el título de una tarea de Nick Meglin en su libro el placer de dibujar.

La tarea consiste en llenar hojas con dibujos de manos,¿qué mejor modelo que las mías? y prometerse a uno mismo que seguirá llenando hojas con dibujos de manos toda la vida y por supuesto cumplirlo. Trataré de llevar a cabo esa promesa. Ya la inicié en anteriores dibujos, en el anterior artículo y continúo ahora:


Este enlace proporcionado por Andrés me parece muy interesante. Recoge un ejercicio de dibujar manos extraídas de imagenes de arte maravillosas. Te lo recomiendo.

Friday, 13 February 2009

Sebastián jugando a las cartas.

Hoy mientras esperaba en una cafetería me he entretenido en dibujar un grupo de hombres jugando a las cartas.

Wednesday, 11 February 2009

Tarea pendiente: Memoria visual.

Para dibujar también es importante hacer ejercicios de memoria visual. Es decir dibujar no mirando el modelo sino aquello que recuerdas del modelo. Si vas aprendiendo a mirar vas aprendiendo a fijar esos rasgos, líneas, que te hacen falta conocer para trasladarlo al papel con tus manos. Realmente no dibujas lo que ves, sino lo que tienes en tu mente. Tu mano obedece a tu mente. Al dibujar y dibujar lo que haces es enseñarle a tu mano a seguir las instrucciones de tu mente. Eso es la técnica, la capacidad de realizar manualmente gracias a tus habilidades adquiridas o innatas aquello que tu ytienes en tu mente. Nuestra mente tiene que ser un ojo.

Degas dicen que hacía que sus alumnos memorizaran un modelo que posaba en la planta baja de un edificio y luego les hacía ir al septimo a dibujarlo.

Este es un ejercicio pendiente. colocar el objeto del dibujo en una habitación y dibujarlo en otra habitación.

¿Alguna sugerencia?

No parar.

Tuesday, 10 February 2009

Continuar para aprender

Tomé una fotografía de la revista que viene con el periódico La Rioja. Me parecía interesante por el propio rostro, además quería seguir trabajando el aspecto de encontrar el carácter, es decir aquellos aspectos que lo identificaban como único e irrepetible. Empecé por la nariz, no sé por qué siempre empiezo por ahí, tiene una nariz peculiar, bastante ancha, no termina en punta sino redondeada, apenas se vislumbran las fosas nasales sólo su derecha minimamente; baja en curva suavemente en los laterales creando una ligera sombra. Los ojos son muy pequeños y se confunden con los párpados y cejas, prácticamente se funden. Su ojo derecho puedo dividirlo en dos partes desde el iris hacia los dos lados, destaca como el lado derecho va desde el iris hasta el final de la cuenca, el izquierdo tiene el iris practicamente en medio. Además sus ojos son claros y yo los he realizado demasiado negros( el original parecía menos arrogante, está puede ser una de las razones). La boca esta formada por un labio superior estrecho y un labio inferior más ancho y redondeado, dispuesto ligeramente en diagonal. Se que está sin perfeccionar, pero sigo utilizando rotulador y no con demasiado tiempo.

Como señala Jordix no le he dedicado suficiente atención a la barbilla (el hoyuelo non está trabajado) y el contorno de la cara.

No he logrado que se parezca demasiado al personaje de la fotografía, pero voy aprendiendo a mirar poco a poco...

Saturday, 7 February 2009

El dibujo en el arte

Sobre uno de sus dibujos Miguel Ángel garabateó una nota dirigida a su pupilo Antonio Mini: "Dibuja, Antonio, dibuja, Antonio, dibuja: no pierdas el tiempo" (La amonestación suena aún más insistente en su vernáculo dialecto toscano sin puntuar: "Disegnia Antonio disegnia Antonio disegnia non perdere tempo"). Como bien sabía Antonio, Miguel Ángel seguía sus propios consejos. Por casi ochenta años (fue aprendiz a los doce y murió a los ochenta y ocho) dibujó como si nada fuera más importante para él: con tinta, con tiza negra dura y, de la manera más grandiosa, con tiza roja blanda. Con la ayuda de unos cuantos realces en blanco, podía darle a sus dibujos tales reflejos y contrastes vibrantes de luz y sombra que sus figuras bidimensionales invitan a darles un toque subrepticio tan irresistiblemente como lo piden sus esculturas.

Parece que Michelangelo tenía tanto miedo de que sus dibujos pudiesen revelar los secretos de su arte que los escondió del mundo y solo le permitió a un cerrado y exclusivo círculo de amigos y discípulos su contemplación.



Leonardo enseñaba a dibujar siguiendo tres etapas sucesivas: copia de dibujos, generalmente de Rafael o Miguel Angel; de yesos de figuras clásicas; y por último del natural: anatomía y perspectiva de hombres bien proporcionados.
Por su parte, Rafael advierte que la perfección de la pintura no está sólo en el dibujo que atiende a los cánones del desnudo, si no se complementa con la invención, la perspectiva y los ropajes, tomando así mismo como base el dibujo. No olvidemos que Rafael representa la pureza clásica de la línea, frente al expresionismo romántico y tumultuoso de Miguel Angel.
Reiteradamente se ha considerado que la cima y máxima perfección del arte de la pintura estaba en la asociación del dibujo de Miguel Angel con el colorido de Tiziano, según apunta, entre otras referencias, la teoría ecléctica de Paolo Pino.

Durero, Rembrandt, Goya y Picasso fueron extraordinarios grabadores merced a ser dibujantes excepcionales.

Dibujaron soberanamente bien Velázquez -de quien se dice que estuvo copiando del yeso y del natural durante 6 años, antes de obtener permiso para tomar los pinceles

La Academia Francesa llegaba al exceso de poner en manos de sus alumnos el librito de Le Brun titulado "Physiognomie", en el que se incluían las expresiones de miedo, ira, asombro, etc., evitando así que los educandos tuviesen que consultar la Naturaleza...
Por aquel entonces, en los gremios también se enseñaba a dibujar, pero a un nivel inferior al de las Academias.
Conviene señalar que en el Barroco los artistas "poussinistas" defendían la primacía del dibujo frente a la fuerza del color, del que hacían bandera los "rubenianos". Que el color exultante era insuficiente para determinadas mentes de la época, se refleja en la calificación que hace Chambry de "pintura libertina" a la que carece del orden y la disciplina del dibujo.

Según el maestro Mengs, pintor áulico de Carlos III, para hacerse pintor hay que aprender las disciplinas pertinentes, y precisamente en este orden: 1º. dibujo, 2º claro-oscuro, y 3º colorido; luego añade la armonía, composición, gracia, y proporciones del cuerpo humano.

El gran Ingres, autor de la archifamosa frase "le dessin est la probité de l'art", afirma también: "Si yo tuviese que poner un anuncio sobre mi puerta, escribiría: Escuela de Dibujo, y estoy seguro de que crearía pintores". Ingres mereció el siguiente juicio de Baudelaire: "El dibujo de M. Ingres es el de un hombre convencido. Cree que la Naturaleza debe ser corregida, enmendada; que el engaño agradable, hecho para el placer de la vista, no es solamente un derecho, sino un deber".

La grandeza del dibujo la reconocía, igualmente, el gran Delacroix cuando decía: "Un buen dibujo no es una línea rígida, cruel, despótica, inmóvil, que encierra una figura como una camisa de fuerza; porque el dibujo debe ser como la Naturaleza: vivo y agitado", frase que pone bien de manifiesto la filiación romántica de quien la pronunció.

Es evidente que en pleno siglo XIX se repite entre Ingres y Delacroix la vieja pugna de dibujo versus color que ya existió entre Miguel Angel y Tiziano. Y es curioso que en ese mismo XIX sea Delacroix el único artista con categoría suficiente para enfrentarse en Francia con un soberbio dibujante: Daumier, autor de planchas magistrales.

A su vez, Seurat enunciará en las postrimerías del siglo su teoría simbolista de la línea, a saber: la línea ascendente indica alegría; la horizontal, calma; y la descendente, tristeza.

En el postcubismo el dibujo no ofrece la forma-imagen, sino la forma-realidad. Quiere esto decir que el dibujo contemporáneo no trata en buena medida de imitar la forma de las cosas, sino crear formas originales, "no imitar la vida, sino encontrar una equivalencia de la vida" (Fry); O, como también se ha dicho, no imitar la Naturaleza, sino rivalizar con ella en creatividad. Aunque aquí se incluya también la vida subjetiva, lo que nos llevará a los "paisajes interiores" de Klee, antesala del dibujo abstracto. Implica esto la absorción del concepto tradicional de lo bello por el más amplio del Arte integral (incluida la estética de lo feo, genial intuición de Goya), que es una de las características del Arte de hoy.

En pleno siglo XX se repite el antagonismo Rafael-Miguel Angel (pureza clásica frente a apasionamiento temperamental) en el binomio Juan Gris-Picasso, el primero autor de un cubismo racionalísta casi cartesiano, y el segundo impulsivo y revolucionario hasta hacer saltar por los aires los conceptos de perspectiva y colorido imperantes en el mundo occidental desde el Renacimiento.

Friday, 6 February 2009

Buscando el carácter




Consejos de Ingres a sus discípulos

En todo lo que vemos hay una caricatura que es preciso captar. El pintor debe ser fisonomista, buscar la caricatura.
Sólo se puede ser buen artista si se penetra en el espíritu del modelo. Coged el carácter individual de vuestro modelo; de un hombre fuerte no hagáis sólo su parecido: cogedle bien el carácter hercúleo. Fijaos en la pose de la cabeza y el cuerpo; caracterizad la persona que queréis pintar. El cuerpo no debe seguir el movimiento de la cabeza. Antes de empezar, estudiad la natural fisonomía de vuestro modelo; ponedlo luego en consecuencia, dándole la expresión conveniente. Antes de empezar se ha de interrogar al modelo. No hay dos personas que se parezcan; dad a cada uno su carácter individual, hasta en los menores detalles. El croquis es el arte de coger el carácter, la línea dominante, característica de un objeto, su espíritu. Es necesario estudiar y observar las poses que son habituales en cada edad. En los movimientos hay siempre un perfil que importa más que otro.
Un dibujante debe tenerlos ojos en todo. Colocarlo todo en un mismo tiempo y hasta el último momento armonizar y tenerlo todo justo. Dibujad los ojos cuando os paseéis. Se pinta como se dibuja. Atacad lo negro furiosamente, pero desarrollad, desarrollad. No es por lo blanco que lo vemos todo antes, sino por las media tintas y las fuertes sombras. Los detalles son unos habladores que es necesario meter en cintura. Observad bien los límites de las sombras, de la media tita y de los claros.
Evitad el exceso de reflejos que podrían romper la masa. Los retratos de mujer han de ser poco oscuros, lo más claros posibles.
Se ha de infundir la salud en la forma. Perfeccionar desde un principio, construir, buscar, juntar por las líneas, comparar las grandes distancias, los grandes trazos, armonizar. Ved el progreso del arte: Miguel Ángel ante todo, luego Rafael debiendo toda su grandeza a Miguel Ángel. Los dos llegaron a lo sublime del pensamiento ¿y qué camino tomaron para llegar? El de ser humildes, el de estar sometidos, el de copiarlo todo tontamente.
Este documento tan interesante me lo ha proporcionado Andrés.

Sigo con el rotulador

He visto algunos fallos: No he tenido en cuenta lo suficiente el espacio en negativo de la mejilla. Su ojo derecho no es tan caído en la parte de arriba, los párpados no están bien trabajados, la boca debería estar más en diagonal y las tramas tienen que mejorar con la práctica. El contorno de la cara tampoco es correcto. Pero he disfrutado y he aprendido.

El rotulador que estoy utilizando es de Pilot, drawing pen.

Sigo caminando.


Wednesday, 4 February 2009

Una manera de ver la televisión.

Hay que dibujar en los momentos que se puede. Uno de ellos es durante el descanso antes de ir a dormir mientras ves la tele. En algún caso se logra los parecidos.

El ejercicio en este caso se trataba de identificar las líneas, proporciones, formas que hacen un rostro diferente de otro.




Monday, 2 February 2009

Entretenerse con el Todo.



Quería practicar reconociendo el todo. Es decir la Gestalt. He cogido el lapicero y he ido haciendo líneas teniendo en cuenta toda la imagen. En este caso tenía cerca un dibujo de Millet, dos figuras durmiendo y lo he utilizado. Las sensaciones han sido muy agradables, sobre todo por el hecho de retomar el lápiz. Estos días he estado dibujando con el rotulador y ya había ovidado las sansación del lápiz.

Dibujar