Wednesday, 18 February 2009

Echémosle una mano al artista.

Ese es el título de una tarea de Nick Meglin en su libro el placer de dibujar.

La tarea consiste en llenar hojas con dibujos de manos,¿qué mejor modelo que las mías? y prometerse a uno mismo que seguirá llenando hojas con dibujos de manos toda la vida y por supuesto cumplirlo. Trataré de llevar a cabo esa promesa. Ya la inicié en anteriores dibujos, en el anterior artículo y continúo ahora:


Este enlace proporcionado por Andrés me parece muy interesante. Recoge un ejercicio de dibujar manos extraídas de imagenes de arte maravillosas. Te lo recomiendo.

3 comments:

JordiX said...

Me parecen buenos ejercicios, las proporciones no extrañan y el sombreado da el volumen justo.

En otro orden de cosas, al final me decidí a poner un blog, como me recomendaste tiempo ha :). Espero tener producción suficiente como para hacer una entrada a la semana al menos. Idealmente, sería una al día para no parar de practicar pero ya sabes...

lapicero 67 said...

No sabes cuanto me alegro. Como habrás visto ya consto como un seguidor tuyo. Lo bueno del blog es que te va creando adicción eso de mostrar tus dibujos, aunque no sean más que experimentos. Y los comentarios estimulan porque te das cuenta que hay personas que les gusta ver la novedad de lo que dibujas y como evolucionas. Un saludo.
Las manos dicen que es lo más difícil de dibujar pero en este caso simplemente fue una excusa para coger el rotulador y dibujar. No me planteo proporciones sólo dibujo lo que veo. Como ves no soy capaz de coger una disciplina.

NoNo said...

El enlace es muy bueno, me lo apunto. Estaba yo pensando en buscar algo parecido y mira, ya está.
¿qué tendrán las manos que tanto nos gusta representar?