Monday, 9 June 2008

Sombreado.Teoría

Porque hay mucha gente que se queja en las clases de dibujo de que no le salen los bocetos, que no tienen soltura para hacer los dibujos previos; pues el problema es que no saben lo básico.

Estos son unos buenos consejos que todo principiante debe tener en cuenta. LLegas a saberlo después de varios dibujos pero si lo lees antes te ahorras fallos desde el principio. Este aspecto del sombreado es básico en el dibujo, puesto que la valoración tonal, gracias a la luz y las sombras, no sólo da volumen sino también forma.

1.)Uno de los defectos más importantes del principiante es cargar demasiado de negro las sombras, llenarlo todo demasiado de manchas oscuras, sin acordarse de que en el sombreado hay dos elementos igual de importantes: la luz y la sombra. El principiante cae en el defecto de hacer los tonos más oscuros de lo que deben ser.
Por eso, graba la regla siguiente: sombrea siempre suavemente y deja espacios blancos allí donde la luz da de lleno. Si es preciso acentuar más el negro en cualquier sitio, ya habrá tiempo.

2.) Se sombrea comparando.
Aclaremos: cuando estés observando un modelo, viendo en sus sombras el número de intensidad de sus tonos, fíjate en el más oscuro y pásalo al papel. Después, COMPARANDO con este tono, vaya dibujando los otros más claros.
Compara las diferencias de los tonos con respecto, al más oscuro EN EL MODELO. La comparación la hará en el propio objeto que estás dibujando, y trasladarás esta diferencia que encuentre al papel, comparando ahora con la mancha que ya tienes dibujada del tono más oscuro.
Giovanni Civardi recomienda en su libro El desnudo, identificar el tono medio(tono local), y después localizar las áreas principales de máxima luz y de sombra estableciendo la gradación tonal.

3.) La valoración de los tonos, es decir, la gradación, el paso de unos tonos oscuros a otros más claros y el paso de éstos al blanco -o al revés-, se debe hacer de un modo gradual, sin que haya contrastes violentos.
El paso de un tono a otro
, de mayor a menor intensidad, o al revés, debe ser suave, sin que se noten saltos bruscos.
Aquí es donde entra en juego la aplicación de las manchas graduadas.

4.) No debes, durante todo tu trabajo, perder de vista ni olvidar el conjunto. Debes estar pendiente de éste, fijándote constantemente en la totalidad del dibujo. Esto es necesario para que tu trabajo salga con la armonía precisa. Entorna un poco los ojos cuando mires, eso ayuda a identificar los diferentes tonos en todo el conjunto.

5.) No enmarques los límites de lo que estás dibujando con líneas antes de sombrear. Sombrea, y el propio sombreado te irá dando estos límites.

6.) El trazo no es el mismo para todos los casos de sombreado. Hay que seguir con el lápiz la forma de la superficie del objeto que se trate. Si se trata de superficies planas, el trazado de sombreado será recto. Si de curvas, el trazo será curvo. Es decir, el trazo adoptará la forma del volumen del cuerpo que se dibuje.

7) Conviene comenzar por rayar la zona más oscura que será la zona de sombra propia o de sombra proyectada, así será más sencillo ajustar el tono de las diferentes zonas.
Si se desea, una vez terminado el rayado podemos difuminar los tonos con los dedos o con un difumino o con un trapo, frotando suavemente. Así alcanzaremos el modelado. No obstante podemos dejarlo en el rayado para que se vean los trazos, es cuestión de gusto personal. Si se prefiere difuminar, recomiendan que el papel tenga mucho grano, así quedará más artístico.

El tono:
El tono es la diferencia de intensidad entre el blanco y el negro, entre la luz y la ausencia de luz. Para poder simplificar los muchos tonos que podremos apreciar al observar un objeto, definimos una escala de ocho tonos mediante la cual podremos representar la intensidad de la luz considerando los valores y la diferencia entre las zonas "medio tono" y "sombra propia".

Tipos de sombreado.
Información Escuela Virtual y mailxmail.
Enlace interesante (en inglés)
Sombrear un rostro

.

No comments: