Wednesday, 7 January 2009

Un estímulo para el dibujo.

Esta Navidad he continuado dibujando pero también leyendo un libro titulado El placer del dibujo, obra de Nick Meglin. Después de leerlo dan ganas de dibujar.
Es un libro que motiva a dibujar y habla de que para aprender a dibujar te bastas tú mismo. No te hace falta profesor.
.
"Cuando mis alumnas y alumnos me piden que corrija sus trabajos, suelo negarme a hacerlo. Vuestra corrección es mucho más válida que la mía, suelo explicarles."

La pregunta no es cómo dibujo sino qué dibujo. Indica cómo la única manera de tener una memoria visual es dibujar. Por eso no importa como dibujes si se practica al final encontrarás tu estilo.
Recomienda que para empezar a dibujar es mejor hacerlo con una estilográfica para así no perder de vista las correcciones, con la goma, estas desaparecen.
Señala que sólo es válido aquel método, libro o profesor que te lleva al tablero de dibujo, puesto que ese es el que verdaderamente enseña. La unica metodología que funciona es el propio trabajo. Ejercitar es el camino. Cada capítulo plantea un ejercicio: Dibujar una persona, dibujar las manos (siempre), dibujar una manzana antes de morderla y después, dibujar un animal, un objeto, un árbol,dibujar un interior, un exterior, dibuja tu autorretrato,etc. Pero siempre al natural, no a través de fotografías. Se debe aprender a plasmar lo tridimensional, lo real, en una imagen bidimensional, el dibujo.

El dibujar tiene que ser parte de la persona, cualquier momento es bueno para dibujar para ello es necesario el cuaderno de bocetos, en el que dibujar en cada momento. De acuerdo con esto, en un blog se afirma: " La mayoría de personas que dibujan admirablemente tienen un cuaderno de dibujo que llevan a todas partes. Cuando publican sus dibujos en internet no deja de sorprenderte la cantidad de dibujos que hacen, y es que dibujan en todos lados y a todo momento: en el tren, mientras esperan a alguien para almorzar, mientras ven televisión, etc."
El objetivo, para Nick Meglin, se valora no por los logros de avance en el dibujar, mejor o peor, sino por el grado de satisfacción, es decir, del placer al dibujar.


3 comments:

R.M.L said...

Intentaré conseguir este libro que recomiendas, aunque por aquí sea difícil.

Yo la verdad, gustaría de entrar a una clase de dibujo. No tanto por el maestro, sino por tener otros interesados del dibujo para compartir :)

PD: Me encanta tu blog, muy motivador.

Anonymous said...

Lo estoy leyendo, es interesante y motivador

lapicero 67 said...

Sí la verdad que desde el punto de vista técnico no aporta demasiado pero sí desde la motivación. Lo considero un libro esencial. Un saludo