Sunday, 14 September 2008

Ferdinando Galli da Bibiena (1657-1743)

El Barroco es el período historico-artístico de la teatralidad y la escenografía, por lo que la arquitectura no se limitará a levantar edificios sino a fascinar al ser humano del momento. Los arquitectos tratarán de ir más allá, tratando de conseguir un arte total.
Para ello deberan utilizar el artificio de la perspectiva haciendo real aquellas visiones espectaculares.
Además de Boromini o Bernini, un autor por excelencia de este momento es Ferdinando Galli da Bibiena. Este grabado muestran su maestría:



Realizó teatros, iglesias y palacios.

Donde mejor lucían las potencialidades de la perspectiva era en grandes espacios acotados con arquitectura: patios o interiores; se disponían con elementos iguales y repetidos, para crear la ilusión de reiteraciones cuasi infinitas. Desarrolló nuevas técnicas escenográficas que producían la ilusión de profundidad. Para ello, dibujaba el decorado utilizando dos puntos de fuga en lugar de uno y repetía un mismo objeto a distintos tamaños como si se alejara del espectador. Hoy el efecto de estas arquitecturas fugadas nos parece todavía estupendo, pero lo era mucho más en su época, cuando no se conocían o no se prodigaban. De todos los decorados se esperaba que sorprendieran con una suntuosidad inesperada: con sugerencias espaciales maravillosas y una riquísima textura. Publicó dos tratados y un enorme número de proyectos y esbozos.


En este enlace puedes ver las obras de la dinastía Galli da Bibiena.

No comments: